Debod

20:23 Fran Ibáñez Gea 0 Comments





Mucho antes de que el Sol nunca se pusiera en el imperio, éste ya era honrado en este lugar acariciado por las aguas del Nilo. 

Las dunas mudaban su piel en cada tormenta, regenerando su imagen, renaciendo una y otra vez en el eterno desierto de Egipto. Sólo el viento mandaba formar colinas en un sitio u otro de arena tan brillante como el oro, tan oscura como las tinieblas. Después de miles de años, los bloques que lo alzan viajaron en gratitud por el socorro de Abu Simbel. 

Madrid fue su nuevo enclave, guardando su orientación hacia el Oeste y haciendo que el agua lo custodie para que pueda recordarse en su reflejo. Dejando que allá en el horizonte, antes de que muera el sol, puedan sus dos puertas ser cañones de luz al misticismo y embrujo de los faraones. 

Egipto y España sellan el Mediterráneo de uno a otro costado. 
Y en este templo ambos se funden. 







Gorra -  NIKE
Total look - LEFTIES

Fotografía  -  @rebecagallegog

0 comentarios:

Dov'è la tua seduzione

11:49 Fran Ibáñez Gea 0 Comments






Alejarse de todo es necesario. Respirar aires nuevos y poner tierra de por medio. Desaparecer para encontrarte contigo mismo. Buscarte. Un auténtico desafío. Y cuando menos te lo esperes enfrentarte a un espejo y mirarte a los ojos, como si el reflejo fuera una puerta a aquel recuerdo, donde el azabache de tus pupilas estaban fijadas en el sitio más bonito del mundo: en el iris azur del corazón. 

La vida es un atrevimiento. Es tan humilde como extravagante. Es la golondrina que sale al amanecer del verano a surcar con una limpia danza la luz estrenada del cielo. La vida es caprichosa y rebelde, dispuesta a echarte un pulso cuando menos lo merezcas. Es una copa de vermú sobre una baranda envuelta en el azahar de los galanes. La vida es arrogante y sublime, como una ola tempestuosa cuya grandeza va a morir suicida a la orilla, junto a todas las demás pequeñas que apenas gritan un susurro al acariciar la arena mojada. La vida es un guion improvisado que da mil vueltas, al que espero que todas sus corrientes sólo me alcen sobre mis convicciones. La vida te suelta en manos de un joyero para que un diamante en bruto golpe a golpe saque el brillante amantísimo que esconde. La vida hay que cogerla con rabia. Hay que devorarla y amasarla. Hay que desentenderse de todo aquello que sólo hace ruido. De lo molesto. Aprender a amar lo grotesco. Discutir lo bello. 

¿Dónde te dejaste la seducción? 
Nunca te la dejes en casa, porque no sabrás cuando más la vas a necesitar.
La vida es vida cuando la vives con arraigo, con afán, con pasión.

Pero hay momentos en los que es bueno dejar la vida pasar, 

Laissez faire, laissez paser

Porque la vida es aquello que pasa y nunca se detiene. 





Fotografía: Ángela Caballero García

0 comentarios: