Guadix

11:38 Fran Ibáñez Gea 0 Comments


En estas fechas solemos volver a nuestras raíces, al lugar que nos vio nacer y crecer: al hogar.
Por eso mismo, Guadix se convierte en una ciudad de reencuentro con los amigos de siempre que andan repartidos por el mundo y con la familia. Está reservada a emotivos recuerdos esta tierra de sensaciones.

Un recién descubierto teatro romano, una alcazaba, esta majestuosa catedral y su barrio de cuevas son los principales atractivos disfrutados por los turistas. Su incomparable geomorfología envuelve y refuerza, coronando al fondo Sierra Nevada como una mantilla de plata. De aquí ha nacido literatura, filosofía e incluso se conquistó el Río de la Plata y fundó la ciudad de Buenos Aires. Fue la cuna del cristianismo en España, como así refleja su diócesis, la primera, instaurada por uno de los siete varones en tiempos de los apóstoles.

Antiguo corregimiento y fuero de los reyes católicos tiene una gran cantidad de monumentos de época moderna. Me he reservado muchas imágenes en este post para que así podáis venir a descubrirla por vosotros mismos. Nada como dejarse deleitar por sus sabores y los colores de sus atardeceres que son espectáculos naturales que no puedes dejar de perderte.

Aun siendo como dijo Miguel de Unamuno 'una daga castellana en el corazón de Andalucía' sus miradores con arcos y sus ventanas con rejas, nos conducen a la España profunda de siglos atrás.





Recomendaciones: como autóctono reconozco que las temporadas en las que más disfruto Guadix es en Semana Santa y en el septembrino Cascamorras (fiesta de interés turístico internacional)

0 comentarios:

Ronda

20:58 Fran Ibáñez Gea 0 Comments



Estos días los he pasado en una ciudad, andaluza por excelencia. Se llama Ronda, y una serranía la custodia, pasando por su corazón el tajo más famoso que tiñe con la luz reflejada en sus entrañas, las aguas turquesas que por él corren. Ronda es malacitana, con aire gaditano y corte sevillano. Recoge ese sabor de pueblo castizo, de bandoleros y goyescas. El toreo es una disciplina insigne, y el tiempo parece no haber pasado por ella desde hace siglos.

Un lugar al que no le pesa el glamour y cuyas vistas son privilegiados recuerdos para la mirada, sobre todo si tienes la suerte que he corrido yo en disfrutarla en la mejor compañía y con una autóctona amiga dispuesta a hacerme deleitar a cada paso por esta ciudad tan bonita. 



0 comentarios: